Problemas de Pareja: Creando un ambiente positivo

En las relaciones de pareja los problemas surgen porque la relación se estanca, ya parece que no avanza, o se debilita ya que no se le ha dejado crecer como debería.  Pues antes de centrarse en el problema quizás sea mejor desarrollar una atmosfera más positiva para ayudar a realizar los cambios para eliminar los problemas.

problemas de pareja


Esta atmósfera o ambiente más positivo inicial, antes de centrarse en el problema, será ideal en las relaciones de pareja ya que nos hará estar pensando en lo positivo y así dejar un poco de lado aquello negativo que nos hace estar enfadado e incluso estresados con la pareja y con uno mismo. Esta atmósfera más positiva nos ayudaría a ver a la pareja como otro ser humano que me quiere y me apoya y que por eso está conmigo y no como una persona ajena que intenta hacerme la vida imposible. Cuando el ambiente es relajado es el momento de hablar de los problemas de manera calmada y sin intentar culpar al otro de todo.

Algunas de las actividades que se llevan a cabo en terapia de pareja, que se pueden hacer para relajar el ambiente y crear una atmósfera más positiva, es hacer que cada uno de los miembros de la pareja registre todas aquellas actividades, actuaciones y detalles que el otro ha realizado y que han sido valorados como especialmente positivos por uno.  Se trata de que cada uno monitorice los comportamientos que el otro realiza y que han sido valorados positivos, independientemente de lo que es la acción en sí.

Con esta acción podrás saber al final de la semana o del mes la cantidad de cosas positivas que ha realizado tu pareja. Porque aunque no lo creas, se nos olvida lo bueno, y nos centramos en lo malo. Por ejemplo sólo le recordamos que el martes no sacó la basura pero se nos olvida que el lunes nos ayudó a duchar a los niños, que nos hizo la cena el viernes, que nos piropeo el sábado, que recordamos el día del paseo por el parque donde nos reímos mucho o que estuvo especialmente cariñoso con nosotros el jueves.

Para completar lo anterior podemos decírselo. Con ello le indicamos a nuestra pareja que nos hemos dado cuenta de esos detalles, del comportamiento positivo que ha tenido con nosotros y que se lo agradecemos y lo valoramos. Se lo podemos decir sin palabras… con un giño, una sonrisa, un cachete…


Otra de las actividades de terapia de pareja que me gusta y que sirve muy bien sobre todo para encontrar actividades para realizar los dos juntos es anotar, en papeles de diferente color, uno para cada miembro de la pareja, las actividades que le gustaría realizar con el otro.  Hecho esto doblan los papeles y los meten en una caja. Cuando cualquiera de los miembros de la pareja quiera complacer al otro, lo que tiene que hacer es ir a la caja, coger un papel de los del otro miembro, abrirlo, leerlo y hacerlo.  Puede que la actividad no sea tan especial para uno, pero el otro entenderá que lo estás realizando por él y lo valorará. A simple vista parece una tontería, pero puede ser muy efectivo para aquellas parejas que les resulta muy difícil encontrar algo que hacer en compañía. ¡Quién sabe, igual encontráis algo que es común para los dos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada